5 fotos increíbles del 12 de febrero de 2014

No voy a discutir en este post lo que pasó ayer, solo me impresionan las imágenes que salieron. 5 fotos de esas que ganan premios en cualquier concurso de periodismo del mundo.

Les debo los créditos porque las saque de Twitter y no sé la fuente exacta de ninguna (Con los fotógrafos siempre hay que aclarar la cosa de los créditos, son bien nazis con eso).

13 Febrero 2014 ·

¿Qué pasó con César Farías y quién viene al banco de la vinotinto?

Hace unas semanas conté aquí la oferta que hizo Rafael Esquivel a César Farías de renovar hasta el 2015. Esta fue ratificada tanto por Esquivel unos días después como por Farías en su carta de despedida.

Si el técnico hubiese tenido intención de irse luego del partido de Paraguay (como contó en la mencionada carta, llena de contradicciones y con una redacción envidiable para cualquier estudiante de tercer grado de primaria), habría hecho una rueda de prensa distinta. Llegaba y decía “Es todo muchachos, me voy, no se consiguió el objetivo, mucha suerte a todos”, pero no… Se quedó a justificar todos los detalles del juego y a hablar de la continuidad del ciclo.

Es decir, el 11 de octubre a las 7pm, consumada la ausencia de Venezuela de Brasil 2014, Farías no tenía intención de renunciar y estaba decidido a aceptar la ÚNICA oferta que tenía en ese momento: renovar con la FVF.

Luego pasaron una serie de acontecimientos que hicieron torcer la decisión federativa. Empezando por la subida de cuota de poder de Laureano González, Serafín Boutureira e Ignacio Sanglade ante las ausencias cada vez más prolongadas de Rafael Esquivel. La salud del presidente no ha estado del todo bien y el mencionado trío rueda la bola que el final de su mandato está más cerca de lo que muchos creen. El presidente cree que puede terminar su ciclo sin problemas, pero actualmente se encuentra de reposo en Margarita y, de hecho el jueves, por un error del speaker de la final de la Copa Venezuela, González fue presentado como “Presidente de la Federación Venezolana de Fútbol” al momento de entregar el trofeo. Estos tres venían calentándole la oreja a Esquivel desde hace tiempo para salir de Farías y el presidente cada día cedía más en su ideal inicial. Otro aliado de este trío es Jesús García Regalado, que aunque ya no pinta nada en la FVF, siempre es consultado por el presidente para las decisiones importantes. Y su consejo era el mismo: echar al técnico.

Justo por esos días cayó la bomba de la demanda en Argentina contra el seleccionador por paternidad irresponsable.

Inmediatamente, se le voltearon sus más firmes aliados, sus patrocinantes: Seguros La Vitalicia y Empresas Polar. Farías llegó a finales de octubre con su máximo defensor en pésimo estado de salud, con un intento de golpe de estado en el alto gobierno de la federación (siempre quise usar la frase “Alto gobierno” en algo, que emoción), con una demanda millonaria y sin patrocinantes respaldándolos. El plan que había trazado para que los medios y marcas pidiesen su renovación por aclamación popular se venía abajo.

Presidente y entrenador sostuvieron una conversación telefónica (no se han visto las caras desde el Venezuela x Paraguay) donde Esquivel deslizo que lo mejor era irse. Un poco golpeado moralmente, el entrenador ofreció algunas condiciones para su retirada sin cobrar el finiquito de inmediato, es decir, marcharse y seguir recibiendo su salario hasta agosto, porque, aunque muchos no lo crean, en Sabana Grande ahora mismo las finanzas no están muy bien.

El primer nombre que Farías puso sobre la mesa fue el del técnico del Táchira, su hermano Daniel. Cuando el técnico pronunció la letra “D”, ya Don Rafa había dicho que no.

Luego de algunos días, volvió la negociación y esta vez el ofrecido fue Eduardo Saragó. Esquivel, quien ya estaba en conversaciones con Richard Páez, pasó la opción a la plana mayor y esta no puso oposición. Farías habló directamente con Saragó y luego transmitió al presidente la propuesta final: el técnico rojo aceptaba ir con todo el cuerpo técnico actual de la selección y manteniendo a Rafael Dudamel y Ceferino Bencomo en las inferiores, un punto de honor que César había puesto entre las condiciones para aceptar su salida en cuotas –más que la selección, al entrenador le interesa Ciudad Vinotinto y que los muchachos que allí se forman sigan siendo defendiendo la camisa nacional en las categorías inferiores-.

En ese momento, principios de noviembre, la FVF parecía haber aceptado la propuesta y allí fue donde se le dio barra libre al Caracas con los arbitrajes. Si no recuerdo mal, fue justo después del partido contra el Atlético Venezuela. Querían que el nuevo entrenador asumiese en enero como campeón de todo. Saragó, quien tampoco es tonto, comenzó a hacer campaña por su lado y a día de hoy, la presión de Unión Radio Deportes poniendo su nombre como nuevo seleccionador aún es asfixiante. Cuenta además con un lobby feroz comandado por Nelson Carrero, que tampoco pinta mucho en las decisiones del fútbol nacional, pero hace bastante ruido.

César Farías aprovechó de entregar por email el cacareado informe sobre las selecciones nacionales: un documento de no más de 5 páginas donde en su mayoría contenía el resumen que le había mostrado a Daniel Prat en su última rueda de prensa en San Cristobal. Allí solo se comparaba en cuantas fechas estuvo en posición clasificatoria en relación al ciclo anterior. Una frase que está en ese informe todavía le genera risa hasta a la señora que limpia en la oficina de la Federación “La no presencia de Brasil en el premundial nos perjudicó para clasificarnos” (¿?).

También pidió un adelanto de sueldo, el cual le fue concedido (se le pagó hasta el mes de enero de 2014, adeudándole solo 6 meses de su contrato) y partió rumbo a Argentina.

Farías no fue a Argentina invitado por Fernando Niembro. Cualquiera que conozca mínimamente el fútbol de ese país sabe que Niembro no le paga un pasaje a nadie y cobra hasta por respirar. Aparecer en su programa no era sino parte de la campaña que el entrenador comenzaba a hacer para conseguir trabajo. Pero la principal razón de su viaje era resolver el mencionado problema legal con su hija, el cual obvio por varios años pero resolvió felizmente, para la niña, dos semanas después de que se hizo público. Ahora la pequeña Farías porteña goza de una pensión mensual.

Aunque el entrenador insista en que no tiene agente ni nadie que lo maneje, es obvio que ha estado trabajando con alguien que le hizo el lobby de prensa y clubes para empezar a sonar como técnico de cuanto equipo existiese. Y, cualquiera que conozca mínimamente el fútbol mexicano, sabe que allí no se entra por casualidad. Pasas por varios filtros que se quedan con una buena parte de lo que tú vas a cobrar. La película “Rudo y Cursi” ilustra un poco de manera cómica la cantidad de intereses que se mueven en lo que es el fútbol más poderoso del continente. El fútbol mexicano de hoy es el fútbol colombiano de los 80s.

En la rueda de prensa del lunes, donde Farías dice que no había ido a México a negociar –ni él ni su cuerpo técnico-, no estaba mintiendo. El entrenador no ha estado en México en los últimos meses. Justo después de Argentina tomó rumbo a San Diego, Estados Unidos, donde viven la directiva, técnicos, jugadores y más de la mitad de la afición de los Xolos de Tijuana. Nadie vive en Tijuana, así que el entrenador no tenía que hacer nada allá. El único famoso que vivía allí era el chino de la historia de Hangover 3, pero solo en la película y para esconderse de la policía.  Tijuana es como Cúcuta pero con más droga, prostitutas, casinos y dinero.

César regresó al país con un acuerdo cerrado con el equipo mexicano y solo vino a hacer que lo botarán para cobrar sus 6 meses íntegros; como buen venezolano que se respete que prefiere su liquidación por encima de su dignidad.

Ya de local se enteró del extraño giro que había dado la Federación, quienes estaban más entusiasmados en la idea de Richard Páez que en el acuerdo que habían alcanzado semanas atrás con Farías. Allí puso a sus periodistas a ejercer presión sobre su salida y el apoyo a Saragó. La FVF informa públicamente que la decisión del entrenador no se tocará hasta mayo. Esto no fue más que una movida gerencial, sabiendo ya de su acuerdo mexicano, que hacían para que el entrenador renunciase. Justo allí (últimos días de noviembre) los arbitrajes se le empezaron a torcer al Caracas. Ya parece que el equipo rojo no iba a ganar la Champions League este año.

Las malas lenguas dicen que lo de mayo también fue impulsado por Laureano González, quien está preparado al bate por si Esquivel ya no puede continuar y poder tomar la decisión solamente él. Repito que, esta idea, solamente existe en su cabeza ya que el actual presidente dice que llega hasta el final.

Harto de la situación y presionado desde México, César Farías hace pública su renuncia y da su rueda de prensa. Aparte de reportarse al equipo el día de hoy, el ex seleccionador nacional tenía otra razón de peso para definir su situación esta misma semana: las elecciones municipales del próximo domingo. Si Víctor Hugo Figueredo sale de la alcaldía del municipio Urbaneja del Estado Anzoátegui, se cae el proyecto “Ciudad Vinotinto”, donde Farías es socio, y con esto se destaparía la olla de todas las irregularidades en su construcción que han sido denunciadas en los últimos meses.

Pero, a día de hoy ¿Quién tiene más posibilidades de ser el próximo técnico de la selección nacional? González, quien ya se ve con la banda presidencial, quiso tirar una medida populista con Chita San Vicente, el técnico pedido por todos. De hecho pidió permiso a Esquivel para acercarse a él y este, astutamente –como la vez pasada-, le dejó la pelota picando en la cancha al técnico zamorano quien solito se echó tierra ante los medios esta semana. Solo un milagro y una bajada de pantalones en público harían que Chita asumiese el cargo. Pero tanto el presidente como su segundo a bordo saben que no tienen nada que criticarle y que sería una medida que los dejaría como reyes ante la opinión pública. Los problemas: Que el entrenador ceda en su orgullo y se siente a negociar, que le den un contrato más allá de la Copa América del 2015 –lo que Esquivel le está ofreciendo a todos- y que cambie algunas cosas en su actitud de trabajo, como por ejemplo, la accesibilidad para aparecer en los comerciales de los patrocinantes, cosa que nunca ha sido de su agrado.

Eduardo Saragó estaría prácticamente descartado por todo el olor a era Farías que traería consigo, aunque tiene todavía valedores dentro del ente rector de nuestro fútbol. Y, hay que decirlo, la presión mediática surtió efecto y uno que otro fanático ya lo pide. Más desde esta semana, cuando ha sido citado más que Mandela desde que salió campeón.

Rafael Dudamel solo asumiría por un interinato si la presión de González surte efecto y se llega hasta mayo sin técnico. Los partidos amistosos de marzo y la posibilidad de ser sparring de selecciones mundialistas en mayo estarían a su cargo llegado ese extremo. Pero, en la Federación, nadie piensa en él seriamente para ser él técnico definitivo.

Richard Páez, es, a día de hoy, quien más opciones tiene de asumir el puesto. Ha pactado ya con Esquivel e incluso cedió en el punto más conflictivo, pues aceptó no llevar a sus hermanos con él en su cuerpo técnico –dije hermanos, no hijo-. El tren directivo lo ve con buenos ojos y su mayor enemigo dentro de la Federación, Lino Alonso, se va con César Farías a México –o mejor dicho, San Diego, que es donde vivirán todos ellos-. Si logra el campeonato la semana próxima, no haría más sino sumar puntos a su favor.

Pero, lo más fuerte a favor de Páez es su cercana amistad con Carlos Martínez, Gerente de Mercadeo Deportivo de Empresas Polar. Esquivel busca un acercamiento con Polar desde hace meses para deshacer su gigantesca metida de pata y ve en esto una gran posibilidad.

Como dije en líneas anteriores, en la FVF no hay dinero. La plata que la FIFA repartirá esta semana entre todas sus federaciones afiliadas –como hace tradicionalmente en cada sorteo mundialista- está condonada debido a la deuda que se mantiene por el Proyecto Gol (ese edificio con el logo de la FVF que está en Porlamar) y los patrocinantes locales no van a aparecer hasta el 2015, cuando comience a venderse la Copa América de Chile. ¿Tienes un amigo en una agencia de publicidad? Pregúntale como se ha movido la preventa de medios este año. Si ni siquiera las marcas han puesto dinero fuerte para patrocinar en TV el mundial del fútbol, mucho menos lo están haciendo con la vinotinto en un año donde no se juega nada. La sustentabilidad de la FVF en el 2014 depende de la limosna que pueda tirarle PDVSA y de los amistosos que se saquen. Así que se busca desesperadamente quien tire unas pesetas al cochinito.

Si hubiese dinero, el elegido sería el Bolillo Gómez, un viejo sueño de Esquivel –y si me preguntan a mí, mío también-  pero la situación económica y la guerra de poderes que ha habido en nuestro fútbol lleva a esta situación. Me aseguran que la decisión final llegará en pocas semanas, no más allá del mes de enero, pero actualmente, la línea está así:

1)      Richard Páez

2)      Chita San Vicente

3)      Eduardo Saragó

De esos 3 nombres saldrá nuestro próximo seleccionador.

P.D.: Ya que Farías y sus amigos se mudan a San Diego, aprovecho para seguir haciendo promoción de mi blog turista recomendando mi lugar favorito de esa ciudad: El Kansas City BBQ, el restaurant donde grabaron Top Gun.

P.D2: Hablando de Farías. Como muchos saben, estuvo en la final de la Copa Venezuela en el Olímpico. Lo que ha sido poco difundido es lo que ocurrió cuando ya no había casi gente en el estadio. Un aficionado del Caracas le empezó a hacer gestos de llorón al ex seleccionador, el cual le pidió que se acercase. Cuando tuvo su cara cerca, le estampó un derechazo en la nariz que dejó al burlón sangrando en el suelo. Se armó un medio alboroto pero los 393043043 guardaespaldas que llevó el entrenador controlaron la situación. César se fue con su carita pelada, as usual.

6 Diciembre 2013 ·

Y así fue como no fue al mundial…

Érase una vez un talentoso jovenzuelo que jugaba al fútbol. Sobresalía en las categorías inferiores de su club y fue llamado a la selección sub 17 de su país, con la que consiguió clasificarse a un mundial.

Para proteger las identidades de los protagonistas, usaré nombres ficticios. Digamos, por ejemplo, que este futbolista se llamaba Ronaldo, y el entrenador de su selección, pongamos que se llamaba Rafael.

Rafael, “un hombre que sabe de códigos del fútbol” según dicen en la prensa, trataba de llevar a Ronaldo lo mejor que podía pese a que el muchacho se le estaba subiendo el éxito a la cabeza y él mucha paciencia para eso no tenía. En realidad no tenía mucha paciencia para nada. Ya en su época de jugador le había metido un pescozón a un compañero suyo en pleno partido que aún se recuerda con gracia.

En la última concentración previa al mundial, Ronaldo, “atropellado por el autobús de la fama” como diría Valdano, no tuvo mejor idea que meter a una fan a su habitación del hotel.

Rafael estalló con aquello, quería darle un buen susto al muchacho, hacerle ver lo grave de la situación. No quería echarlo del equipo pero si ponerlo en un aprieto. Tenía en la cabeza eso de “cuando un hijo se porta mal, lo castigas, no lo botas de la casa”, pero Ronaldo lo miró con su cara de farmaceuta de pueblo y soltó las palabras mágicas:

-          Profe ¿Por qué usted me regaña por meter mujeres en la habitación de la concentración si usted hace lo mismo?

Y así fue como Ronaldo no fue al mundial…

30 Octubre 2013 ·

Farías hasta el dos mil siempre

César Farías negocia su renovación como director técnico de la selección venezolana de fútbol. A pesar de las reiteradas declaraciones del propio entrenador anunciando que este sería su último ciclo mundialista, su intención es continuar. El lunes pasado, Rafael Esquivel le ofreció oficialmente la posibilidad, en principio, hasta la Copa América de Chile en el 2015. Esto es información, no opinión.

El día después, en su esperpéntica rueda de prensa posterior a la victoria ante Perú, Farías boicoteó su renovación cazándole la pelea a Pedro Carreño. En su declaración “dicotómica”, el seleccionador se refiere al diputado diciéndole “no le tengo miedo, ni a usted… ni al que esté detrás de usted”. La persona a la que alude es Adelis Chávez, presidente del Zamora FC y, a día de hoy, único obstáculo de Farías en su carrera al mundial de Rusia.

¿Cuál es el problema entre Chávez y Farías? No lo sé, pero intuyo que gente de lado y lado (como Chita Sanvicente y Jorge Pulido) tampoco ayudan a que las cosas mejoren.

Esquivel, quien el día antes –en la misma conversación donde se habló de la continuidad- había accedido finalmente a la petición del entrenador de llevar el Venezuela x Paraguay a San Cristóbal, enfureció con aquel arrebato televisado a nivel nacional con lo que precipitó la llegada al entorno Farías de Alberto Camardiel, antiguo periodista de RCTV, Sport Plus y Meridiano y hoy dedicado al mundo del patrocinio deportivo en el sector bancario.

Camardiel, muy próximo a Farías, tendrá un papel primordial en la tarea de convencimiento a patrocinantes de la vinotinto y medio de comunicación sobre la “necesidad de continuar con el proceso”. El periodista es un personaje respetado y querido tanto por gerentes de mercadeo como por sus colegas.

La tarea cuenta, desde ya, con la ayuda de varios comunicadores del círculo del entrenador. Esta semana se han podido ver mensajes en las redes sociales restándole su responsabilidad en las últimas presentaciones de la selección y desviándolas hacia Gabriel Cichero, el nuevo lucifer del fútbol nacional. La caminata de César del estadio hacia el hotel el martes no es otra cosa que parte de la campaña “El pueblo quiere al entrenador”. ¿No les parece una increíble coincidencia que tantos periodistas hayan cubierto el mitin luego de un largo día de trabajo bajo el asfixiante calor de Puerto La Cruz?

Tratar de hacer ver el recule de las palabras de César Farías como un favor a la nación era la idea principal del entrenador y presidente, previo al Pedro Carreño gate. En esto, Esquivel ya tiene un postgrado. Tan solo habría que recordar cómo fue la llegada de César Farías a la selección:

El 13 de diciembre de 2007, Rafael Esquivel y Noel Sanvicente, por entonces entrenador del Caracas F.C. y número uno en la preferencia popular para reemplazar a Richard Páez, almorzaron en el restaurant Urrutia de la Av. Francisco Solano para “negociar” la incorporación de Chita como DT. El presidente le hizo el ofrecimiento de un salario de 25 millones de los antiguos bolívares, lo mismo que devengaba en su club, para hacerse cargo de la selección. Aquel encuentro, cubierto además por los medios de comunicación, solo se trató de un paripé por parte de Esquivel. Pocas horas antes había acordado con César Farías su llegada a la FVF por 45 millones de bolívares al mes. La decisión fue hecha pública sin que hubiesen transcurrido 48 horas del almuerzo y con bastante polémica mediática. El salario del seleccionador sufrió varias modificaciones hasta llegar al actual: alrededor de 10 mil dólares mensuales (en moneda extranjera).

Visto esto, a nadie debería extrañar lo que se viene. Ni tampoco que se usen otros nombres, como en aquella época, para hacer ver que se negociaba con otros candidatos cuando la elección ya está hecha. Ojo a la información que probablemente circule en las próximas semanas de las “negociaciones” con un técnico extranjero, que terminará “negándose” para dar paso a la renovación del salvador.

Estos son los hechos, otra cosa es la opinión que podamos tener los seguidores.

Yo creo que César Farías tiene méritos deportivos suficientes para continuar en el cargo. Bajo su administración realizamos la mejor Copa América de nuestra historia, le ganamos por primera vez a Brasil y Argentina, clasificamos a dos mundiales juveniles y llegamos, por segundo premundial consecutivo, a la última fecha con chance matemático de clasificar a la máxima cita del fútbol. ¿Esas son razones para pedir su cabeza? Hay que pisar la tierra y aceptar que no somos una potencia mundial, que nuestro mejor futbolista –quien además anunció que se retira de la selección- juega en un equipo de nombre impronunciable y el que le sigue lo hace en un torneo que se disputa a 10 grados bajo cero y el cual nadie televisa fuera de ese país. La diferencia abismal entre nosotros y el resto de Sudamérica se evidenció en el Chile x Venezuela: Lucena, un jugador que entrena a diario en las canchas de La Guacamaya en Las Mercedes enfrentándose a gente que juega en el Barcelona y la Juventus. Esa es la realidad de nuestro fútbol. Lo que ha hecho Farías es un milagro. Todo esto es sin entrar al mundial, porque si se da el milagro del Papa Francisco y llegamos a la repesca, al entrenador habría que hacerle una autopista de Caracas a Cumaná con su nombre.

Otra cosa es el desgaste evidente de la relación Farías – periodistas – público, donde el entrenador y su actitud desafiante ha tenido mucho que ver. También es cierto que a Farías nadie le quiso desde el primer día y gran parte de la fanaticada ha estado esperando siempre que resbale para caerle encima, pero esta situación parecía haber quedado aparcada en el 2011, tras la Copa América de Argentina, donde el DT se ganó a pulso el respeto de todo el país. Si el vínculo se volvió a deteriorar a partir de allí, fue en gran parte culpa de Farías, su ego y su Twitter.

Sumando y restando y analizando el panorama actual, yo soy de la opinión de que es hora de cortar la era Farías, dejar el tonto nacionalismo y apostar por un técnico extranjero. Si Colombia, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Chile y Perú lo han hecho, con grandes resultados en el pasado ¿Por qué nosotros no? ¿Qué es lo que hemos ganado a nivel internacional que hace que nuestra selección tenga que desechar de manera sistemática a los entrenadores foráneos? Solo Brasil se puede permitir ese lujo y ellos han ganado algo más que nosotros. 

Salvo Richard Páez, nuestros entrenadores no han ganado afuera. Los equipos venezolanos son el hazmerreír de los torneos internacionales. No hay nada que me diga que un DT nacional puede hacerlo mejor que Páez o Farías. Y además, nuestras dos últimas experiencias con técnicos extranjeros han sido enriquecedoras para nuestro fútbol.

Nombres como Borghi, Carpegiani, Markarian, Pekerman, Sampaoli, Maturana o Bolillo Gómez yo los veo con simpatía. Bielsa, Tábarez o Pellegrini son inalcanzables. Yo esperaría a que termine el mundial de Brasil y ver como queda el mercado, porque seguro algo se pesca. Pero es solo mi opinión y también hay otra realidad: el premundial se acaba en menos de un mes y los patrocinantes no volverán a aparecer por Sabana Grande hasta dentro de dos años, cuando comience de nuevo la carrera mundialista. La única plata que queda en la federación es, aparte de para comprar la nueva sede –negociaciones que se encuentran avanzadas-, para extender el ciclo de Farías.

P.D: Horas después de publicado este post, apareció esta noticia. Venta de humo ON.

P.D.2: 

13 Septiembre 2013 ·

memoriasdemarxalenes:

Los chinos sí que saben jugar a fútbol

memoriasdemarxalenes:

Los chinos sí que saben jugar a fútbol

13 Septiembre 2013 ·

La delgada línea entre el periodismo y la amistad

Un tipo que suelo citar por aquí me dijo hace un tiempo “Yo no soy amigo de políticos. Ni los llamo en su cumpleaños ni salgo a tomar con ellos. Son mi fuente, me dan información, pero hay que poner distancia”. Es periodista de la fuente política. Citando a José Ramón de La Morena “Su amistad es más peligrosa que la de la mafia, porque luego te harán favores que no podrás pagarles”.

Víctor Hugo Morales, famoso por inmortalizar el gol de Maradona a los ingleses en el 86 y hoy discutido por la mitad de la Argentina, siempre cuenta que con Diego no ha compartido más allá de un saludo. Con Messi, tres cuartos de lo mismo. Escuche una entrevista dónde decía que un día estaba en un restaurant, se sentó Maradona en la mesa de al lado y él se fue sin terminar de comer. Su regla es que no íntima con futbolistas ni propicia situaciones que se presten a eso.

Y en estos últimos días, vi un tweet de un periodista futbolero cuyo nombre no recuerdo ahora “Mis únicos amigos en la profesión, son los que ya estaban desde antes”.

Todo esto viene porque en estas últimas semanas he visto dos casos que me dan un poco de vergüenza ajena. Uno de ellos es en el fútbol venezolano, donde más que periodistas parece haber un clan de robots dirigidos por César Farías, Ceferino Bencomo y Chita Sanvicente. Tres vertientes del pensamiento universal.

Da un poco de pena leer los argumentos de personas que solo defienden a su entrenador amigo. Un periodista está para contar la noticia. También los hay quienes opinan, pero ya queda de parte de la gente saber diferenciar cuando hay información y cuando hay opinión. Estos individuos del club de amigos, cuyo único interés es en caerle bien al entrenador patrocinado, ser el primero en recibir un chisme malsano de los DT enemigos del suyo, recibir de vez en cuando un RT y ufanarse de que está comiendo una parrilla viendo la final de la Champions con su apoderado, simplemente dan lástima.

Chita Sanvicente, quien no es santo de mi devoción, se fue del Caracas hace unos años y recomendó para el puesto a Ceferino Bencomo. Su relación era bastante buena hasta que al segundo partido apareció aquella pancarta de “Chita, ídolo eterno”. Allí la cosa se torció, Ceferino se picó y Chita no aguanto dos pedidas para seguirle el juego. Como ninguno de los dos es suficientemente valiente como para ir a casa del otro a preguntarle “¿Qué es lo tuyo? Sapo” entonces usaron a su #tropa para mandarse mensajes. El fin de semana, Zamora ganó el clausura y los “análisis” en la prensa no parecían basados en la campaña del equipo sino en que Chita era mucho mejor que Bencomo, quien no tiene vela en ese entierro y ya estaba con el incendio en la puerta de la casa.

El martes, en una decisión esperada pero no por eso celebrada, el Caracas renovó a Ceferino Bencomo. El sector de la prensa mamadora del club no tuvo mejor oportunidad para desquitarse de la afrenta que sufrieron el lunes leyendo los periódicos y empezaron a justificar lo injustificable. A hablar de los éxitos de Ceferino Bencomo a nivel deportivo -que no existen- para mantener el parapeto. El equipo tiene una política, que puede ser discutible, pero es efectiva. Actualmente prefieren exhibir jugadores y venderlos en el exterior que ganar títulos. A mí me parece hasta sano, visto desde el punto de la sustentabilidad en el futuro. El hecho es que Ceferino Bencomo nada tiene que ver en este lineamiento, el club va en esa dirección y va a seguir vendiendo jugadores esté quien esté allí. Él simplemente sigue las directrices que aceptó en un principio. No es un éxito suyo sino de la directiva, por lo tanto, no se puede justiciar su permanencia hablando de su éxito.

Hoy, Philip Valentinier, haciendo gala de su bipolaridad gerencial, deshizo el trato con el cuerpo técnico y los mando a todos a la calle. ¡En que situación tan complicada dejó a los periodistas! Imagínense ustedes ¿A quién defendemos? ¿A nuestro patrón o a nuestro amigo el entrenador? Estos tipos, incapaces de diferenciar entre la amistad, el medio al que representan, lo que piensan y la publicidad, han hecho el ridículo hoy tratando de arreglar el desastre que habían montado el martes. Qué lamentable es no tener una opinión sólida sino transmitir los dictados del jefe. Si al menos este tuviese un criterio constante tal vez no quedarías al descubierto, pero sí cambia de parecer de la noche a la mañana es muy difícil no quedar como un tonto.

Lo peor de los Ceferinistas y Chitistas, es que son los primeros que ponen el grito en el cielo cuando salen los Fariístas, que ya eran bastante lamentables de por sí.

Me indigna un poco porque se trata quizás del sector más “independiente” de la prensa. El periodista deportivo goza de cierta simpatía entre la gente porque, básicamente, se encarga de transmitir noticias felices. Una clasificación a un mundial es recordada con más cariño que una devaluación. El periodista deportivo tiene un poder basado en su talento y la confianza del público, apoyado también por la repercusión del medio en el que trabaja. Pero eso es todo. Luego de allí es libre. Un periodista de política está siempre atado a la ideología del medio donde se desempeña (aquí y donde sea). Un periodista de economía calla más de lo que dice porque tiene el poder de dejar hacer perder mucho dinero a alguien por una información mal contada. Pero, un periodista deportivo ¿A qué le teme? ¿A quedarse sin trabajo? ¡Pero si estos trabajan en 5 medios a la vez! Nada peor que olvidarse del fin de tu carrera y privilegiar el defender a tus amigos.

A un punto más sentimental ¿Crees que le estás haciendo bien a tu “amigo”? A los amigos se les tiene para quererlos, para pasarla bien, para pelear con ellos y contentarte, para apoyar y para señalarle cuando están haciendo algo mal. Salir a defender a tu amigo sin argumentos y solo transmitir lo que él te envía a decir, no es la definición de amistad más sensata que yo haya visto.

El otro caso, que lleva más semanas analizando, es el del periodismo del rock en nuestro país, si es que existe como tal. Los lanzamientos discográficos de los últimos tiempos me han hecho dudar del criterio de esta nueva generación de comunicadores ¿Todos los discos que se lanzan son el mejor disco de los últimos años? ¿Todas las semanas tenemos el mejor disco de la historia?

Ya sé que la música es una de las cosas más subjetivas que existe y hacer una opinión “objetiva” es imposible. Pero, al menos, ¿Podrías argumentar lo que estás diciendo? Si esta banda te parece tan buena y este disco tan genial ¿podrías decirme por qué más allá del “Es arrechísimo”?

El periodismo de rock no existe en nuestro país. Solo hay clubes de fans trabajando en los medios. Reto a que una sola persona me hable de una opinión argumentada sobre algún disco o show de los últimos 12 meses que no huela a baba. Ya no hay reseñas, solo masturbaciones tipeadas en el Microsoft Word. No hay opinión radial, solo amigos alabándose entre sí ¡Que daño están haciendo! Un artista no se crece en las alabanzas, se crece en las situaciones adversas. Las mejores canciones nacen de despechos y las mejores obras de gente perturbada. No hay nada más triste que un artista feliz. Un artista en situación de confort se estanca, no produce nada nuevo y su creatividad se desvanece. Es lo que le pasa a cualquier persona a la cual nunca se le señalo sus defectos.

image

Yo espero que la nueva generación de comunicadores salve el desastre que están haciendo estos. Tengo confianza en los que vienen detrás, con más herramientas y mejor preparados, con el mundo al alcance de sus manos para poder arreglar todo esto. Ojala la contaminación actual no los atrape y puedan convertirse en periodistas en vez de militantes.

16 Mayo 2013 ·

Publicidad descarada

Tengo un nuevo blog de turismo, de sitios a los que he ido y recomiendo (o digo que son bastardos). Deberías visitarlo aunque sea por lástima. Gracias!

http://b.planetrufi.com/turista/

2 Abril 2013 ·

Tomado ahora mismo, de manera rudimentaria (el cel que tengo ahorita no hace screenshots, bote mi iphone, se me daño el blackberry, mi vida es un desastre…) el avatar en Whatsapp de nuestro seleccionador nacional. Y después dicen que no se volvió loco…
Gracias a Mikel Oñatibia por echarme el pitazo.

Tomado ahora mismo, de manera rudimentaria (el cel que tengo ahorita no hace screenshots, bote mi iphone, se me daño el blackberry, mi vida es un desastre…) el avatar en Whatsapp de nuestro seleccionador nacional. Y después dicen que no se volvió loco

Gracias a Mikel Oñatibia por echarme el pitazo.

29 Marzo 2013 ·

César Farías, la última víctima del Twitter

Hace mucho tiempo leí una entrevista con Fernán Martínez que guardé en mis favoritos y siempre se la mando a alguien por una u otra cosa. Martínez es quizás el manager latino más exitoso de la industria del espectáculo: Juanes le debe toda su popularidad.

Juanes y Fernán pelearon, como pelean en algún momento todos los artistas y managers y su relación finalizo. En la nota le preguntan a Martínez sobre esa ruptura y de una manera muy elegante y respetuosa habla de una característica importante de la personalidad del cantante:

¿La relación del empresario con su cliente es como un matrimonio?

Un matrimonio terrible. Porque uno es el jefe de su jefe. El tipo te paga para que le digas qué hizo mal, para que lo regañes, para que le des órdenes.

¿Eso fue lo que reventó su relación con Juanes?

Yo no sé qué pasó con Juanes. Ni la menor idea. Me pasó con él como en un matrimonio cualquiera, en el que el marido va a comprar cigarrillos y nunca vuelve.

¿Es cierto que Juanes es muy susceptible a las críticas por Twitter?

Él es muy susceptible a todo, porque es muy sensible. Desde luego que un comentario malo por Twitter lo afecta, más que 500.000 buenos. Y entre más de 3 millones de seguidores, hay uno que otro que lo critica.

Esta información confirmaba un rumor que rondaba por el mundo de la farándula: Juanes, el tipo más buena gente del mundo, se volvió loco con el Twitter. No dormía bien, no descansaba. Solo revisaba su celular y le daba rosca a su cliente de Twitter para encontrar entre mil mensajes de mujeres ofreciéndole darle un hijo, alguno mentándole la madre. De allí se agarraba y se deprimía. Un amigo que lo conoce bien me dice que por esa época salía a trotar por su casa de Key Biscayne con una capucha y no hablaba con nadie. De allí salieron los rumores que se juntó con Juan Luis Guerra y se entregó a Dios. Luego, muy bien aconsejado, hizo lo mejor que puede hacer alguien con ese nivel de popularidad y sensibilidad: le entregó su cuenta a una agencia para que la llevara.

Juanes, el tipo más famoso del continente, se pone a llorar cuando lo trolean en Twitter. Mil mujeres le mandan fotos desnudas, pero uno le manda un mensaje diciéndole que es una basura y le daña el día. Juanes está loco.

Hace poco tuve una experiencia bastante rara con Andrés Calamaro. Hice un comentario sobre un cover espantoso que hizo, sin hacerle mention, y de allí salió la guerra que detallo a continuación:

Calamaro, un tipo que ha escrito 5 canciones responsables de 5 millones de reconciliaciones, dedica sus tiempos libres a ver quién habla mal de él en Twitter (repito, sin hacerle mention) y los acosa. El bueno de Andrés no confía en Community Managers, él se dedica a manejar su locura.

Yo no soy Juanes ni Calamaro. Como diría mi paisano El Potro Alvarez “Disculpe señorita, yo soy el Rufi de Los Teques”. A riesgo de sonar pretencioso, tuve una experiencia parecida, a menor escala.

Yo creía haber solucionado el tema de los mentones de madre cuando tenía 17 años y empecé a escribir colaboraciones en Urbe. El primer insulto que recibí fue de parte de Paul Gillman a través de su programa “El Garaje” en VTV. Es decir, la primera vez que alguien me reviró en público fue a través de la señal del canal del estado. Ese día viví la gloria y me curé sin enfermarme. Henrique Do Couto me protegía, pero los faxes y emails que llegaban a esa redacción diciendo que no sabía un coño de nada, nunca me importaron en lo absoluto. Por cierto, Gillman y yo llevamos ahorita una relación muy cordial y respetuosa. Me atiende el teléfono siempre que lo llamo para algo de OidosSucios.Com, jamás niega una entrevista por lo más incomoda que sea y su amabilidad es de agradecer. Siempre me he arrepentido de mi estupidez gratuita en aquel artículo, pero bueno… tenía 17 años de edad.

En aquel post que hice sobre mi predicción del 7 de Octubre, recibí una sarta de insultos patrocinada por un bobo que no he tenido el placer de conocer y que se hizo famoso por hacerse pasar en Twitter por el Conde del Guacharo. Ese día estuve como en 3 reuniones y cada vez que revisaba el celular tenía no menos de 200 menciones. Ninguna era agradable, pero no me importó mucho. De los insultos me curó Gillman.

El problema comenzó cuando gente cercana a mí, y que si me importa bastante, comenzó a comer casquillo con esos comentarios. “Fulanito dice que tú…”, “Que ladilla, ya 3 personas me tienen verde hablándome paja de ti hoy” y cosas así. Una persona hablando paja no hace daño, pero 5 hablándole paja a la misma persona si la vuelven loca, y si esa persona te importa a ti, te vuelves loco tú también. Twitter me volvió loco.

En medio de toda la crisis emocional que me generaba que gente cercana a mi estuviera medio rara conmigo por tanta paja que le hablaban de mí, opte por irme de Twitter unos días. Tuve un poco de sanidad mental, fui a la playa, salí con Clinton y leí libros. Cosas de gente normal. Terminé volviendo, pero aplicando una regla nueva: no discuto con mamaguebos, no discuto con gente que no conozco y a la gente cercana que me venía con cuentos raros le decía “¿Prefieres que seamos amigos en persona o en Twitter? Tú eliges”. Empecé a hacer algo que nunca había hecho: bloquear pajuos que se ponían pesados. Y aunque estoy menos activo en Twitter que el año pasado, logre domar lo fastidioso que se puede poner cuando te caen encima. No debato con gente que no conozco o no le doy credibilidad, no me interesa gastar energías con enmascarados. Es tan inútil como debatir en los comentarios de La Patilla, Noticiero Digital o Noticias24. Quien debate allí es como quien te insulta en Twitter o como quien va de primero en las marchas buscando que le metan un tiro en la sien. No tengo CM como Juanes ni busco quien habla de mí como Calamaro, manejo mi locura a mi nivel. Y entiendo Twitter como lo que es, no un espacio de debate sino una sala de peleas donde el 95% de las personas persiguen el mismo objetivo: acostarse con alguien. El otro 5% vive de manejar cuentas de marcas que sirven de puente para que los tuiteros se conozcan y se acuesten.

¿A qué viene toda historia? Cuando el 25 de febrero César Farías se abrió un Twitter, mi pregunta fue, conociendo la personalidad del individuo, ¿Cuánto tiempo tardará en cerrarlo?

La semana pasada perdimos contra Argentina, no leí en el periodismo nacional nada de otro mundo. El nerviosismo que se tiene cuando ves la eliminación al borde. Hoy le ganamos a Colombia, estamos de nuevo en la lista de nominados. La rueda de prensa posterior de Lino Alonso y César Farías me hizo dudar de si ganamos, perdimos, estamos eliminados o subió el precio del dólar.

Que a Farías no le hacen mucha gracia las críticas ya lo sabemos todos, pero hoy estaba poseído, con la sangre en los ojos, manoteando. Solo hacía falta que le pusieran un periodista en frente a 2 metros de distancia para que lo volviese leña.

En lo puramente futbolístico, me sorprendió que Farías pidiése respeto para Arango y Rondón cuando él mismo fue quien deslizo hace meses que los iba a sacar por la vida que llevaban fuera de las canchas.

El DT nacional no maneja su cuenta, tiene un periodista que lo hace por él, pero si lee los mentions en su celular. Un par de personas que le conocen de cerca me han dicho que está en “modo Juanes”, llenándose de odio por todos los insultos que recibe a diario, buscándole las explicaciones a cada mensaje, anotando nombres en una libreta a lo Pablo Escobar.

La personalidad y fama de Farías no se ajusta para que tenga Twitter, no sabe manejar ambas cosas y su estilo de confrontación no lo va a ayudar para nada. Si no se va de aquí, dentro de poco va a directamente a mandarla a chupar a alguien.

Ser DT es un cargo de alto riesgo. Si a Maradona, el máximo ídolo vivo de la tierra, lo putearon siendo DT ¿Por qué no iban a putear a Farías? Nuestro seleccionador estaba loco, pero el Twitter lo está enterrando más. Pronto lo veremos cerrando su cuenta o cayéndole a golpes a alguien en vivo y directo (recordemos que ya lo hizo en diferido). No sé qué va a pasar primero.

P.D: Hablando de momentos de gloria de Farías, siempre es lindo escuchar este audio.

27 Marzo 2013 ·

Un nuevo capítulo más de la batalla de las fans enamoradas

Después de tener en vilo por 24 horas al país, Capriles anunció que se lanza a la contienda contra Nicolás Maduro el próximo 14 de abril.

Como he dicho anteriormente, es imposible que Nicolás Maduro –o el recuerdo vivo de Chávez- pierda estas elecciones. Como también he comentado, la cantidad de votos me parece que será mucho más grande que la del 7 de octubre. Sin embargo, me suponía un poquito más de inteligencia por parte de Henrique en su anuncio.

Sus razones tendrá para lanzarse a este precipicio. Es un gesto noble de su parte no abandonar a sus partidiarios, pero me parece la jugada más macabra por parte de la MUD mandarlo al despeñadero de ese modo. Quemar a Ledezma, que está loco por la música, me parecía lo más sensato si de verdad confían en que HCR puede ser presidente en un futuro.

Capriles perdió por casi 2 millones de votos. Supongo que la idea principal, sí quiere ser presidente, es sacar más votos que el 7 de octubre ¿no? Eso es, en la actualidad, terrenalmente imposible. Empezando porque en esas elecciones la oposición controlaba 7 gobernaciones, ahora solo lo hace con 3 ¿Han visitado el interior del país? Yo sí y no hay nada más venezolano que apostar a caballo ganador. El voto arrastrado por gobernadores opositores en Zulia, Táchira, Nueva Esparta, Monagas y Carabobo desapareció, ya no está más. Solo conquistaron un nuevo territorio: Amazonas, cuyo poder electoral es más o menos parecido al de todos los venezolanos en el extranjero, o dicho en un término más elegante, es el mismo poder que tiene Chita San Vicente en la Federación Venezolana de Fútbol. Por cierto ¿Van a poder votar los venezolanos en el extranjero? Otra llorantina más.

Pero vamos al punto del discurso como tal. Yo siempre fui de los que le reclame más frontalidad a Capriles y que no fuera tan pansobao. Pero eso lo hacía mientras CHAVEZ ESTABA VIVO no cuando todavía lo están velando en Los Próceres. Hoy dijo un montón de cosas que a mucha gente le puede parecer verdad o mentira, pero ¿Cómo vas a ir a decir eso a unas personas que aún están llorando a su muerto? Eso es llegar a un velorio a decirle a la hija del finado “Tu papá era un cabrón, se murió y me quedó debiendo unos reales”. Sí, seguro que la hija te los va a pagar.

Si Chávez conectaba emocionalmente con la gente vivo, no te digo yo muerto. La gente va a ir a votar, diga lo que este diciendo Maduro en este momento, por Chávez. Si Maradona en su lecho de muerte lo último que dice es “CR7 es mejor que Messi”, yo voy de una a comprarme una camisa del Madrid.

Creo que la oposición continúa desconociendo la realidad del país. Ahora ni es tan necesario viajar al interior, con pasar un ratico por el funeral puedes hacerle a cualquiera por allí una pregunta fácil y básica ¿Por qué votaste por Chávez? Y tal vez así darte cuenta que existe otra Venezuela que piensa distinto a ti. Dijo Schemel que el voto por Capriles era principalmente de oposición histérica y no creo que esté muy errado. Votan por Capriles pero igual lo harían por Ramos Allup, por Lusinchi, por Diosa Canales o por Victor Drija con tal de no votar a Maduro/Chávez. Eso no es un voto razonado, es el mismo voto histérico que tenía Chávez. Solo que este ha demostrado, por 14 años consecutivos, que tiene más de esos que los otros. Capriles le sigue hablando a la misma masa que votó por él, le sigue alimentando la fantasía de que Chávez murió antes que Cerati y pana, eso sirve para generar cadenas de Facebook (como esa de Nicolás Maduro disparando en Puente Llaguno) pero en elecciones se ha visto que es poco efectivo.

Por cierto, la gente se queja de que la AN respalda las decisiones de Chávez, que el TSJ chavista los apoya, que los poderes chavistas aplastan ¿No han pensado que año tras año la gente ha votado por eso? Chávez amplía el TSJ y al año siguiente, gana las elecciones. Chávez pone a los militares a hacer campaña y al año siguiente, gana las elecciones. Chávez cambia las circunscripciones electorales y saca más diputados y al año siguiente, gana Chávez ¿De qué dictadura estamos hablando? Chávez decidía algo y al año siguiente, la gente iba a respaldarlo.

Pero sí, comenzaremos con la histeria #caprielieber de nuevo y con el video de Chávez cantando “patriaa, patriaaa querriiidaaaa” durante un mes. Lo último que diré, antes del 14 de Abril, es que Capriles va a perder, pero va a perder por mucho más votos de los que pensaba esta mañana. La llorantina el 15 va a ser peor que la del 8 de Octubre, porque esta vez va a ser “Ay coño, mi flaco perdió contra el autobusero”.  Mi recomendación: comprar un pasaje ya mismo para unas vacaciones de un mes antes de que suban de precio ¿Qué pasará luego con Maduro como presidente? Eso ni Dios lo sabe, debe estar muy ocupado ahorita con el tema del nuevo Papa.

Pero es lo último que digo sobre estas elecciones. Me dedicaré este mes a estrenar y escribir en mi blog de turismo ¿Te dije que tengo uno? Sí, está en beta ahorita, pero lo lanzo esta semana.

P.D: No voy a discutir estas sonzadas por Twitter, es solo mi opinión. Si no te gusta, pues ve a leer análisis sensatos y poco parcializados como este. Discutir por Twitter es una estúpidez, es como discutir en la caja de comentarios de Noticias24. Allí la gente solo se quiere caer a coñazos y en la calle cuando te ven te dicen “Ay chamo, que acertado tu comentario”. Ay por favor.

P.D2: ¿Se recuerdan como me tildaron de loco por sugerir que enterrarán a Chávez en el Panteón Nacional? JA! Haberme hecho caso a tiempo ;)

10 Marzo 2013 ·

Sobre mi

Soy experto en opinar sobre cualquier tema sin base alguna.

  • Turista de día, patriota de noche
  • Twitter
  • about.me
  • 500px
  • Instagram
  • OidosSucios
  • Flickr